15 de octubre de 2016

PAISANOS, ¿Y NUESTRO ACUERDO PA´CUÁNDO?

Por: Alberto Bejarano Ávila

Es absurdo negar que el acaecer nacional tenga relativo impacto en la vida regional, pero también es absurdo que alguien pudiese alegar que la “buena mar” para el Tolima depende del acontecer nacional y no de nuestro intrínseco deber de variar el rumbo de la historia. Somos parte orgánica de la geopolítica nacional pero no somos clones, marionetas o súbditos de las élites centrales y por ello el carácter regional tiene que acrisolarse en nuestras propias ideas, propósitos y acuerdos.

9 de octubre de 2016

Por Luis Eduardo Chamorro Rodríguez

Los hallazgos de investigaciones sobre los efectos e impactos de la calidad de los docentes sobre la calidad educativa en general, dicen que las características de la formación inicial y continua de los docentes tienen una alta influencia. De tal manera que, si se pretende mejorar la calidad de los aprendizajes de los estudiantes habrá que invertir e intervenir sobre los factores de la calidad de los docentes.

En el Tolima, debido a esta situación, cada vez que habla de calidad educativa se pone la mirada sobre lo que se está haciendo en la Facultad de Educación de la Universidad del Tolima dirigido a mejorar el desempeño disciplinar y pedagógico de los docentes  en su formación previa y en los egresados.
“El promedio anual de Licenciados en Educación graduados en la Universidad del Tolima entre el año 2001 y el 2009 es de 613 profesionales de la educación, cifra que incluye los egresados del IDEAD pertenecientes a otros departamentos” dice el informe del Observatorio de la Educación de la UT, “Perfil del docente del Tolima” (Chamorro, 2011).  Es una cifra que da una idea del origen la formación inicial de los docentes del Tolima. Así de esta manera, no hay una sola institución educativa donde no hayan docentes egresados de la Facultad de Educación de la Universidad del Tolima.

COSECHANDO SEXO


AGUSTIN ANGARITA LEZAMA

En días pasados escuché a varias personas quejándose de la importancia que la sociedad actual le da al sexo. Añoraban épocas pasadas donde existían y se respetaban los valores. Y suponen esas épocas como célibes y recatadas. Quizá no comparta esos puntos de vista, lo cierto es que el sexo está metido por todas partes.
No pasa un día en que no publiquen los medios de comunicación la noticia de una mujer violada, abusada o manoseada, de acosos y chantajes sexuales contra funcionarias o funcionarios, de abuso sexual de niños por parte de familiares, vecinos, sacerdotes, pastores o maestros. Hasta las universidades denuncian casos de violaciones en sus campus. La guerra abunda en estos temas. No se salva la guerrilla, ni los paramilitares, las bacrim, la delincuencia común organizada, ni la misma Fuerza Pública. El sexo es el centro de las denuncias.

30 de septiembre de 2016

EL “ORDEN MUNDIAL” NO ES FARO PARA EL PROGRESO REGIONAL

Por: Alberto Bejarano Ávila

El edificio del progreso de una sociedad concreta, histórica, biodiversa y talentosa estriba en tres columnas, económica, identitario-cultural y política, no en la “largueza” estatal o la mera inversión como erróneamente creemos. Cuando la columna central, la identitario-cultural, es blandengue o inexistente, toda iniciativa económica y política resulta efímera, desatinada, ineficaz o llanamente falaz. ¿No es acaso ésta falla de cimientos la que “desde tiempos de upa” hace débil al Tolima?

21 de septiembre de 2016

HILANDO FINO Venganza perfecta



De María Clara Ospina
El Nuevo Siglo, Septiembre 21, 2016 - 01:00 AM
El Presidente Juan Manuel Santos insiste, como lo hacen todos los que se han convertido en su caja de resonancia, que la justicia transicional pactada con las Farc no se convertirá en una “cacería de brujas”.
Yo digo lo mismo. Claro que no será una “una cacería de brujas”, pues este no es un cuento de hadas. La justicia transicional, tal y como está planteada, es una realidad maquiavélica, que será convertida por las Farc, con facilidad, en la herramienta perfecta para perseguir a sus enemigos.