23 de agosto de 2016

MANUALES DE CONVIVENCIA, POLITIQUERÍA Y EDUCACIÓN. Por AGUSTIN ANGARITA LEZAMA.

La reciente movilización ciudadana y de medios de comunicación en torno a los manuales de convivencia escolar ha desatado todo tipo de análisis y puntos de vista, tanto nacionales como internacionales, que valen la pena ser destacados. Veamos:
1.       El impresionante poder movilizador de las iglesias. En pocos días, sin necesidad de acudir a derroches de dinero, sin pagar buses ni publicidad, lograron grandes concentraciones de ciudadanos en las más importantes ciudades.
2.       Se demostró que las bajas tasas de lectura en Colombia son reales. En general la gente no lee, actúa por lo que le dicen y cree ciegamente lo que le predican. Muchos no habían leído los manuales ni conocían las normas contra las que protestaban. La mayoría desconoce que el estado debe garantizar los derechos de todos. Incluyendo los derechos de las minorías, porque los derechos de las mayorías no pueden negar los de los grupos minoritarios como indígenas, negros, discapacitados, o con orientación sexual diferente. Estos desconocimientos e ignorancias favorecen la manipulación y el engaño.
3.       Colombia es un país moderno, culto, tolerante, respetuoso de los derechos humanos, incluyente y que anhela la paz. Pero en el papel. En la práctica, no se respetan las ideas de los demás, se quieren imponer, si es del caso a la brava, los puntos de vista de los que se sienten mayoría. Y la paz que en el fondo se quiere, es la de acabar o invisibilizar a los contradictores y dejar vivos o visibles sólo a los que piensan igual a uno. Es la paz de los cementerios…

16 de agosto de 2016

DESMITIFICAR LA TECNOCRACIA CENTRALISTA. Por: ALBERTO BEJARANO ÁVILA



Un axioma lógico diría que “todo en su justo sitio y medida”. Respecto al desarrollo, ¿Qué atañe al Estado Colombiano y qué la Región Tolimense? Si bien el análisis de este dualismo crucial ocuparía más de una cuartilla, me atrevo a anticipar que nuestra menguada cultura política asigna al Estado el rol de proveedor de progreso y a la región el de beneficiaria de la “bondad y sapiencia” estatal, craso error que lleva a creer que nuestro destino depende de “arriba”, no de la voluntad regional.
Mientras tal paradigma guíe la visión de futuro del dirigente regional, ideas esenciales como peso político, territorio histórico, identidad, espíritu autonómico, empoderamiento, ciencias aplicadas, cohesión social, formación de capital, desarrollo endógeno y otras ideas fuerza constitutivas del armazón ideológico del auténtico desarrollo regional, serán desechadas o tildadas de caprichosas.

3 de agosto de 2016

CRECE LA IMPOPULARIDAD Y LA DESCONFIANZA CON EL ALCALDE DE IBAGUÉ AGUSTIN ANGARITA LEZAMA

La más reciente encuesta contratada por El Tiempo y La W radio a Datexco, muestra como cae en picada la favorabilidad de nuestro alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo. Las cifras son contundentes: en enero de este año la aceptación del alcalde era del 72%. En julio pierde 20 puntos y baja al 52%. También la imagen desfavorable le aumenta rápidamente. En enero era de sólo un 11% y en julio crece 28 puntos y asciende al 39%.
El Centro Nacional de consultoría también mide la imagen positiva de los alcaldes para el noticiero CM&. En abril, para evaluar los primeros cien días la aceptación del alcalde Guillermo Alfonso era del 83% pero en junio descendió a 74%. ¿Por qué en tan sólo 6 meses de gobierno se deteriora tan rápido la imagen favorable del mandatario? Veamos algunos aspectos que a los ciudadanos no les ha gustado del actuar del alcalde de Ibagué.

EL QUID DEL ASUNTO Por: Alberto Bejarano Ávila



Ahora caigo en cuenta que en la historia tolimense, hasta donde recuerdo, nunca se intento lograr un consenso acerca de qué es el desarrollo, cuál su ambicioso imaginario y cuál la trayectoria para alcanzarlo. La falta de referentes comunes permite que de modo individual muchos creamos tener la llave del progreso y ello explica el por qué el libro de la historia regional se llenó de gestores de prosperidad, mientras la vida real se hizo mezcla de pobrezas, frustración e incertidumbre.

18 de julio de 2016

UN DÍA PARA MI VIDA, EL NUEVO POEMARIO DE JAIRO ORLANDO POLANCO.


Por: Cqarlos Orlando Pardo R.
El ibaguereño Jairo Orlando Polanco nunca posa como poeta pero escribe poesía. En ocasiones sus trabajos parecen la radiografía de un sarcasmo, pero están llenos de la iluminación maravillosa que genera la ingenuidad y la ternura, el asombro frente a los descubrimientos de la noche o el asalto de pensamientos con preguntas que va tejiendo como una telaraña. A diferencia de su primer libro que juega a la dispersión y esta vez más breve, se advierte un trabajo consciente para trazar unidad temática, lo que nos ubica dentro de un universo particular. Su juego está dado en retratar retazos afectivos donde no falta como siempre el humor, la ironía y el disparo sorpresivo de los finales inesperados.