11 de abril de 2011

¿Por qué  un Caucano creó al Tolima?     
Por: ALVARO CUARTAS COYMAT
Presidente de la Academia de Historia del Tolima

Si bien, varios congresistas tolimenses, apellidados: Cuellar Poveda, Jiménez Morales, Lombana, Murillo Toro y Rojas Garrido,   concibieron la idea antes del Decreto del Alto del Raizal no fueron capaces de ejecutarla, encontrando resistencia de  las élites de Bogotá y Cundinamarca, quienes siempre creyeron que lo que hoy es el Tolima, antigua provincia de Mariquita, era el patio trasero de la casa o la finca de veranear.
          
A excepción de Manuel Murillo Toro, el Tolima no tenía entonces hombres caracterizados y diligentes en la escena nacional, el chaparraluno estaba centrado en otros menesteres, como Ministro de Hacienda de la administración de José Hilario López y luego como Presidente de Colombia en dos períodos constitucionales. Recordemos que el primer tolimense que fue capaz de crear un Estado, el de Mariquita, José León Armero ya había sido fusilado por orden de Pablo Morillo en 1815; así mismo,  dos de sus mas destacadas figuras me refiero a José María Vezga y José María Tadeo Galindo habían sido también fusilados cruelmente en tiempo de las Revolución de los Supremos; otro prohombre, José María Melo desterrado luego de la revolución soldado artesanal de abril de 1854 también fue pasado por las armas en la Hacienda Jucaná, cerca de Zapaluta, hoy La Trinitaria en la República de México; no correría mejor suerte el Coronel Patrocinio Cuellar que murió masacrado en el páramo de Cruz Verde defendiendo el cuerpo moribundo del expresidente José María Obando de una turba de asesinos, cuando se dirigían a Bogotá en tiempo de la revolución de 1860.

Con las aludidas perdidas humanas, el Tolima  quedó huérfano de caudillos civiles o “de a caballo”, que eran las personas mas apropiadas para ejecutar entonces proyectos de envergadura. El Tolima ha sido históricamente tierra de abogados y tinterillos. En tiempo del Estado Soberano del Tolima fueron los abogados los que le hicieron contrapeso a los caudillos “de a caballo”, salvo el caso del médico Gabriel González Gaitán último Presidente Constitucional del Estado del Tolima y del Ingeniero Civil Antonio Dussán muerto en la batalla de la Garrapata en 1876, la mayor parte de los mandatarios fueron prestigiosos abogados que intentaron recuperar la soberanía del Estado alcanzada por jefes militares que dirigieron la Revolución de 1860-1862.

Pero, ¿por qué un caucano creó al Tolima? Por que el Cauca, fue una región sumamente tradicional con unas elites dominantes compuestas por antiguas familias terratenientes que se negaban a perder la importancia política  y social de que  gozaron hasta los inicios de la República, y que se sustentó en la producción aurífera y hacendaria basada en el sistema esclavista. Esta necesidad de mantener una preeminencia pasada se expresó a través de un caudillismo que es el elemento mas caracterizado de la región, puesto que los caudillos hacían sentir la presencia de las élites caucanas en toda la República.

Ello, explica por qué cuatro militares oriundos de dicha región: Tomás Cipriano de Mosquera, José Hilario López, Joaquín María Córdoba y Lino Ruiz, fueron presidentes del Estado del Tolima sin encontrar resistencia. Como la tierra estaba abonada para que gobernara el foráneo, tres cundinamarqueses y un boyacense también lo fueron, aludo a: Antonio Basilio Cuervo (hermano del filólogo Rufino José), Uldarico Leiva, Domingo Caicedo Jurado y Gabriel Reyes Patria. 

Una pregunta inevitable surge ¿hubiera sido tan cómodo para el generalato caucano invadir al Tolima so pretexto de crear un Estado, si entonces estuvieran en la cima militar y política los “Tres José  Marías”: hablo de Melo, Vezga y Galindo? Conociendo como conocían a Melo,  los generales caucanos hubieran sido mucho mas cautos, pues sabían a la clase de personaje que debían enfrentar, como lo hicieron con extremadas precauciones  en el epílogo de la Revolución de 1854. Sin su anuencia y la de los otros militares oriundos de la región, seguro, no hubieran metido la nariz en el Tolima, a no ser que formara parte de una estrategia o de un plan concertado entre todos ellos.

El favorcito que nos hizo Mosquera, no fue del todo gratuito.   

Si bien creó al Tolima, nos robó las tierras de Guanácas y de los Indios de Tierra Adentro que incorporó ilegalmente al Cauca,   también nos despojó de muchas vidas humanas comprometidas en sus empresas insurrectas, así mismo, nos dejó en la ruina y nos manipuló como se le dio la gana, pero en cambió, nos dio nombre e identidad como Ente Territorial Político Administrativo.

150 años después,  le damos las gracias, pues de no haber sido por su arbitrario proceder quizás seríamos un municipio más de los muchos que conforman a Cundinamarca y el Cauca.